Loquillo y Los Trogloditas

Con Trogloditas o sin ellos, lo cierto es que Loquillo ha creado un estilo musical único. El arranque de su carrera va paralelo al de otras bandas de rock míticas de la música de los 80 de nuestro país. Desde entonces, se deja ver al volante de un «Cadillac solitario».

Biografía de Loquillo y Los Trogloditas

Barcelonés, apasionado de la escritura y del rock and roll. Así podría definirse a este artista polifacético. José María Sanz, Loquillo, comenzó en la música desde muy joven.

Su primer proyecto musical lo bautizó como Teddy Loquillo y sus Amigos; una primera aproximación que no cosechó grandes éxitos. Tras este primer paso, llegaría estrenando 1980 su segundo grupo: Loquillo y Los Intocables. La banda tampoco resistió los años de servicio militar al que tuvo que asistir Loquillo, y se disolvería poco después.

Sin embargo, alguien apostaría por él. Sabino Méndez se convertiría en la pieza clave del nuevo grupo, y en su compositor y guitarra. Una banda que llevaría por nombre Loquillo y Los Trogloditas, y que se mantendría sobre los escenarios hasta el año 2007.

Cuando Loquillo terminó sus obligaciones con la mili, el proyecto ya estaba en marcha. Contaba con tres músicos más de Vich, también en Barcelona, que pertenecían a la banda Perdidos en el espacio:  Ricard Puigdomènech, Josep Simón Ramírez y Jordi Vila. A partir de aquí, todo fue rock and roll.

Se estrenaron en el verano de 1983, en un escenario de Tomelloso, en Ciudad Real. Poco antes, habrían firmado un contrato discográfico con la productora Tres Cipreses y editado un primer single titulado «Vaqueros del Espacio».

Primeros éxitos de Loquillo

Pero 1983 les trajo también la grabación de su primer trabajo discográfico completo: El ritmo del garaje. Este imprescindible de la música de los 80, fue grabado en los estudios DoubleWtronics y recoge temas tan famosos como «Cadillac solitario», «María», «Pégate a mí», «Quiero un camión» o «El ritmo del garaje», single que da nombre al disco.

Con este trabajo, consiguen sonar en emisoras de radio, promocionarse y empezar a calar en el público, especialmente de Madrid.

Pronto llegará su segundo trabajo. Junto a la discográfica DRO lanzan al mercado Dónde estabas tú en el 77, en 1984. Sus cinco temas convierte al grupo en un fenómeno en plena ebullición; un nuevo tributo al rock, pisando fuerte en los escenarios de nuestro país. Una de esas canciones, «En las calles de Madrid», es de los temas más conocidos de este disco.

Consolidación de la banda

Quizás hubo un momento determinado en el que la banda se percata de la transcendencia que había alcanzado su música. Ese instante fue un concierto en Barcelona en el año 85. Gracias al auge de los cada vez más numerosos seguidores de la banda, la discográfica Hispavox negocia un contrato discográfico con Loquillo y Los Trogloditas. De este acuerdo nace, a finales de ese mismo año, un nuevo trabajo: La mafia del baile.

Este disco se presenta como una propuesta totalmente diferente. Rompe en cierta manera los esquemas de los seguidores, que lo acogen positivamente. En este álbum, de 14 temas, destacan canciones como «Bajo banderas», «Fin de semana», «Leyenda», «La calle donde ella vive», «Supersónica» o «Chanel, cocaína y Don Perignon». Esta última, una mezcla entre swing y country, se convierte en la de mayor éxito. Tal es así que se volvería a grabar años más tardes para dos trabajos posteriores.

Este álbum les abre las puertas definitivas de las cadenas de radio y televisión, y cosechan premios como por ejemplo el otorgado por Radio 3 al mejor grupo en directo.

Promociones, conciertos y dos años les separarían del siguiente álbum de estudio. Este, que llegará en 1987, sube las ventas del grupo, que ya alcanzan el disco de oro. Mis problemas con las mujeres, que así se llamaría, contó con la incorporación de Sergio Fecé, a los teclados, que aportó su granito de arena al disco que supuso un salto cualitativo en ventas del grupo. Alberga ritmos variados y trece temas como «Los mejores años de nuestra vida», «Coleccionistas», «Brisa de abril», «Siempre libre», «Ya no puedo bailar» o «El fantasma de Elvis», además del tema que da origen al título del álbum.

También 1987 acoge un nuevo lanzamiento: un LP recopilatorio con temas de los inicios de Loquillo y Los Trogloditas. Su título: Loquillo & Sabino 1981 – 1984.

Un año después, en 1988, aparecerá en el mercado el quinto de los álbumes de estudio de la formación. Con título Morir en primavera, y grabado en Ibiza, nuevamente con el sello Hispavox, tuvo gran éxito en uno de los momentos de más popularidad del grupo. En este momento, se producirá nuevamente un relevo en las filas: abandonaría el grupo uno de sus pesos pesados: Ricard Puigdomenech, para incorporarse Xavi Tacker, y comenzar nueva etapa.

Es durante este tiempo cuando Sabino y Loquillo empiezan a tener desencuentros que los alejan, para traducirse algo después en un abandono por parte de Sabino. Curiosamente, volverá a la formación meses después, para la grabación de «A por ellos… que son pocos y cobardes«. Este doble disco, grabado en directo, cuenta con 24 temas, incluyendo sus grandes éxitos. Canciones como «Autopista», «Rock suave», «El rompeolas», «En las calles de Madrid», «La mala reputación», «Quiero un camión», «Piratas», «Yo no quiero bailar» o el mítico «Cadillac solitario».

Antes de comenzar la gira que les llevará por toda España, se refuerza la banda con la incorporación de un saxofonista, Javier de Villavechia.

Será en 1991 cuando aparezca el álbum Hombres. En él Loquillo y Los Trogloditas recogen 13 temas con títulos como «Un hombre puede llorar», «A golpes de corazón», «Rosas cortadas», «Blanco y Negro» o «Pistas de choque». Este trabajo supone un nuevo éxito para la banda, que consigue un disco de platino.

Algo más tarde, en 1993, lanzarían un nuevo álbum: Hombres de negro. Este trabajo contendrá canciones como «El hombre de negro», que después volverá a grabar en colaboración con Andrés Calamaro, entre otros, «Los olvidados» o «Maldigo mi destino».

Última etapa de Loquillo y Los Trogloditas

Tras este trabajo comienza, por así decirlo, la carrera en solitario de Loquillo. En 1994 comienza a presentar temas propios, pero no se distanciará del grupo definitivamente hasta bastantes años después. Tal es así, que en 1995 vuelven a reunirse para lanzar, un año después, en 1996, el álbum Tiempos asesinos. Durante este periodo, además, el grupo se amplía con la incorporación del batería Enric Illa.

Tiempos asesinos cuenta con canciones como «Al final de la escapada», «Ciudad muerta», «Compañeros de viaje», «El amor es algo tan incierto», «Vencidos» o «El parque de Cervantes».

Tras este trabajo, aparecerán, tan solo un año después, un disco en directo llamado Compañeros de viaje y un álbum recopilatorio Simplemente lo mejor, con sus temas más conocidos.

Un año más tarde, saldrá a la venta Loquillo y Trogloditas 1978 – 1998, un trabajo nuevamente recopilatorio con lo mejores y más conocidas canciones del grupo a lo largo de su carrera.

A partir de ese momento, Loquillo vuelve a centrarse en sus propios temas, y en proseguir con el proyecto en solitario que ya comenzara años atrás. Esto vuelve a ser intermitente, ya que en el año 2000 presenta junto a Trogloditas un nuevo trabajo: Cuero español. Algunos de los temas que aparecen en el álbum: «La sonrisa de Risi», «Cuando fuimos los mejores», «Free cinema», «Cazadora de cuero», «La chica que fue» o «Por amor». Este trabajo consigue algunas nominaciones y premios musicales.

En 2001 lanzan Feo, fuerte y normal, su duodécimo álbum de estudio. Este, fue producido por Konga Music (filial de Blanco y Negro), y Jaime Stinus. Cuenta con la incorporación, además, en la guitarra, de Igor Paskual y la vuelta en la batería de Jordi Vila.

El disco cuenta con temas como «Deportivo 7», «Las chicas del Roxi», «El manager», «Feo, fuerte y formal» o una versión actualizada del clásico «Barcelona ciudad».

En este tiempo, también se reedita su primer álbum «El ritmo del garaje». Poco después lanzan un nuevo álbum recopilatorio.

Tras tres años, en 2004, sale al mercado el decimotercer trabajo de estudio: Arte y ensayo. El disco, grabado en Barcelona, pretendía dar un nuevo punto de vista al rock de nuestro país, aportar matices nuevos. Y lo consiguió con temas como «Rock and Roll actitud», «Restos de serie», «Veteranos», «Luché contra la ley» o «Arte y ensayo», canción que da título al álbum.

En 2006 aparecerá Hermanos de sangre, cerrando una etapa gloriosa como grupo. A partir de aquí, Loquillo comenzará definitivamente su carrera en solitario. Una etapa que dura hasta la actualidad y en la que han visto la luz varios discos. El más actual, en 2019, El último clásico.

Discografía de Loquillo en solitario y con Los Trogloditas

  • El ritmo del garaje (1983)
  • ¿Dónde estabas tú en el 77? (1984)
  • La mafia del baile (1985)
  • Loquillo y Sabino (1987)
  • Mis problemas con las mujeres (1987)
  • Morir en primavera (1988)
  • A por ellos… que son pocos y cobardes (1989)
  • Hombres (1991)
  • Mientras respiremos (1993)
  • La vida por delante (1994)
  • Tiempos asesinos (1996)
  • Compañeros de viaje (1997)
  • Loquillo y Trogloditas: 1978-1998 (1998)
  • Con elegancia (1998)
  • Nueve tragos (1999)
  • Cuero español (2000)
  • Feo, fuerte y formal (2001)
  • Historia de una actitud (25 años de rock & roll). (2002)
  • Arte y ensayo (2004)
  • Mujeres en pie de guerra (2004)
  • Hermanos de sangre (2006)
  • The platinium collection (2007)
  • Balmoral (2008)
  • Rock & rock star- 30 años (2009)
  • Su nombre era el de todas las mujeres (2011)
  • Loquillo en Madrid (2012)
  • La nave de los locos (2012)
  • El creyente (2014)
  • Código rocker (Con The Nu Niles). (2015)
  • Salud y rock and roll (2016)
  • Viento del este (2016)
  • Rock and roll actitud (2018)
  • El último clásico (2019)

Las 10 mejores canciones de Loquillo y los Trogloditas

  • «Cadillac solitario»
  • «Rock and roll star»
  • «Brillar y brillar»
  • «Cuando fuimos los mejores»
  • «Feo, fuerte y formal»
  • «El hombre de negro»
  • «El ritmo del garaje»
  • «El rompeolas»
  • «En las calles de Madrid»
  • «El fantasma de Elvis»

Videoclip- «Feo, fuerte y formal»- Loquillo y Los Trogloditas